Mothers prayers

mothersprayers

ORACION DE LAS MADRES

LUNES DESPUÉS DE LA MISA DE  19:30

Unas pocas palabras para presentaros el grupo que más recientemente se ha creado en la parroquia: Mothers prayers, oración de las madres.

Animadas por otras amigas que ya formaban parte de algún grupo tuvimos la iniciativa de proponerlo para nuestra parroquia, con apoyo desde el primer momento de Arturo nuestro párroco y con mucho éxito de permanencia de las madres invitadas.

Es un movimiento de origen inglés en el que se forman grupos de madres – no más de ocho por cada uno- que se reúnen en las casas o en las parroquias con la finalidad de rezar juntas por los hijos y por los maridos. Tal vez una de las peculiaridades es que se pide nominalmente por cada hijo, para ello se usan discos, uno por hijo y si está casado o vive en pareja añadimos el nombre de su pareja en el mismo lado y los de los hijos en el reverso. Si alguna de las madres ha tenido un aborto puede pedirle al Espíritu Santo que le dé un nombre para esa criatura (el primero que le venga) y hacerle también un disco ya que forma parte de la familia. Esto es fuente de alivio y de sanación para aquellas madres que no hayan hecho completamente el duelo por aquellos niños o que vivan con unos remordimientos que el Señor quiere recibir y curar. También se pone un disco por nuestro marido o pareja y un ahijado. También se puede adoptar a un miembro del clero como hijo espiritual para ayudarle con nuestra oración, con lo cual también le pondríamos un disco. Los discos son redondos porque simboliza que el amor de la madre no tiene principio ni fin.

mother2

La Oración de las Madres tiene dos reglas ineludibles: una es la confidencialidad de todo lo que se dice en las reuniones y la otra es que en ningún caso se deben dar consejos. Nuestro papel no es el de aconsejar y no tenemos la formación necesaria para hacerlo. Además podríamos sin querer hacer mucho daño dando un consejo equivocado. En nuestra oración ponemos nuestros hijos y nuestros problemas en manos del Señor, se los entregamos y le pedimos que cambie las cosas que nosotros no podemos. Si damos consejos sería como decir: “Señor, voy a intentar arreglarlo yo”.

IMG_3295

Nos reunimos los lunes al finalizar la misa de la tarde, sobre las 20:00 en la sala-oratorio. Damos gracias al Señor por este grupo en el que podemos compartir nuestro amor a nuestros hijos, maridos y a la Iglesia.

IMG_3831

Preguntas más frecuentes:

1.- ¿Hay que hacer algún preparativo antes de comenzar un grupo?

Recomendamos que se rece cada día durante un mes antes de la primera reunión, pidiéndole al Señomeetingr que sea nuestro guía en esta iniciativa, que traiga al grupo a quien El quiera y poniéndolo todo en sus manos. Esta forma de comenzar ha dado muy buenos frutos.

2.- ¿Dónde nos reunimos?

El sitio ideal es en una casa. El ambiente es más relajado y resulta más fácil poner nuestras preocupaciones en manos del Señor, pero también hay grupos que se reúnen en una capilla o en un local parroquial. Las reuniones se suelen hacer en semicirculo con una mesita en la que habremos puesto una Biblia, una vela, el crucifijo y una cestita.

3. ¿Cuál es el tamaño ideal de un grupo?

La Oración de las Madres nació para ayudar tanto a las madres como a los hijos y en las reuniones cada una encuentra el medio adecuado para descargar, si lo necesita, su dolor con la seguridad de que todo lo que se dice es absolutamente confidencial. Resulta más fácil hablar con total libertad cuando el grupo es reducido por lo que recomendamos que tengan entre dos y ocho miembros. Si hubiese mas madres interesadas en incorporarse recomendamos que se empiece otro grupo con dos o tres personas.

4.- ¿Con qué frecuencia tendríamos que reunirnos?

Recomendamos que las reuniones se celebren una vez por semana. Al comprometernos a reunirnos durante 1h. –1½ h a la semana le demostramos al Señor que estamos decididas a orar por nuestros hijos y a apoyarnos entre nosotras. Aunque en 6b1199deu-muetter-beten-fuer-familie011ocasiones algunas tengan que faltar, es importante que se sigan celebrando las reuniones para que haya una continuidad en la oración y así seguir apoyando a aquellas madres que necesitan este acompañamiento para seguir adelante hasta la siguiente semana. Al cabo de poco tiempo comprobareis que el asistir a las reuniones no es una obligación más sino que os proporcionan la fortaleza y la alegría que os ayudan.

5.- – ¿Es necesario ser madre para pertenecer a un grupo?

La Oración de las Madres está abierta a todas las mujeres que tienen un corazón de madre. Para nosotras no hay diferencias entre madres de familia, abuelas, religiosas, mujeres solteras o casadas sin hijos, todas son bienvenidas.

6- ¿Pueden incorporarse hombres a los grupos?

Como decíamos en el punto anterior, las mujeres que están pasando por un momento de sufrimiento se desahogan en las reuniones y a veces lloran, lo cual es una experiencia sanadora. La presencia de hombres podría cohibirlas e impedirles sentirse libres para expresar todo lo que llevan en el corazón. Otras, al haber pasado por la experiencia 78317381de una separación o ser viudas podrían sentir aún más esa ausencia en estos casos. No obstante, existen grupos de Oración de los Padres, con su propio librito de oraciones, y a menudo se organizan jornadas conjuntas de oración en las que participan miembros de ambos movimientos. Para obtener información sobre la Oración de los Padres poneros en contacto con nosotras en la dirección que viene en el librito.

7-¿Por qué no Oración de Padres y Madres conjuntamente?

Al empezar la Oración de las Madres hemos seguido lo que el Señor nos iba diciendo en nuestros corazones, y ahora nos damos cuenta de la importancia de tener grupos separados. Como explicábamos en el punto nº 3, algunas madres se encontrarían cohibidas al hablar de sus sentimientos más profundos en presencia de hombres. Además algunos miembros de grupos de Oración de los Padres nos han dicho que también su oración es distinta cuando son solo hombres y que no se expresarían tan libremente si hubiese mujeres. Gracias a Dios existen ya muchos grupos de oración para parejas y si los nuestros fuesen iguales muchas mujeres solteras, separadas, divorciadas o viudas se sentirían excluidas al no encontrar un grupo al cual unirse

8 ¿Es necesario que haya una responsable en cada grupo?

Es conveniente que un miembro del grupo se encargue de su buen funcionamiento recordando con delicadeza las dos reglas fundamentales de confidencialidad y ausencia de consejos y para reconducir una meditación si se hubiese convertido en una discusión. También es el enlace con la coordinadora y es la encargada de comunicarle las gracias recibidas o los problemas, si los hubiese, para intentar solucionarlos

9.- ¿Deberíamos registrar el grupo de oración y donde?meeting2

Cuando hayáis constituido un grupo por favor comunicádnoslo a la dirección que viene en el librito indicándonos que días os reunís y donde para que podamos registrarlo, apoyaros en la oración y, si no tenéis inconveniente, dar estos datos a las madres que quieran saber cuál es el grupo más cercano a ellas. También podéis comunicárselo a vuestro párroco o sacerdote para que pueda venir alguna vez a participar en una reunión o a celebrar misa por vuestras intenciones si lo queréis.

10.- ¿Cómo se desarrolla una reunión?

Encontrareis la guía de la reunión en la p.3 del librito, así como las nueve primeras oraciones que utilizan todos los grupos de madres en todos los países. Después de cada oración nos damos un momento de silencio y recogimiento al cabo del cual puede surgir una oración espontánea, una canción… Es muy importante que cada una se sienta libre de compartir con las demás sus intenciones, de expresar lo que el Espíritu Santo le sugiera o de guardar silencio, pero siempre siguiendo la guía básica del librito. Solemos cantar, especialmente después de la oración al Espíritu Santo, o poner más énfasis en una oración o en otra, por lo que cada reunión es distinta. También podemos rezar especialmente por ejemplo por las madres de un país en guerra o que acaba de sufrir una catástrofemujer_orando natural. Los cánticos de alabanza (p.10) son especialmente importantes y podemos tener fotocopias de los que más nos gusten para poder cantar… ¡aunque desafinemos! Para la lectura de la Biblia (p.12) podemos pedirle al Espíritu Santo que nos escoja un texto al abrir la Biblia al azar o leer un pasaje que haya llamado nuestra atención durante la semana, y meditarlo. Cuando llega el momento en el que cada madre se arrodilla (si puede) ante el crucifijo y deposita el disco con el nombre de cada hijo en el cesto mientras dice una pequeña oración por él, el resto del grupo puede cantar bajito. En definitiva, hemos comprobado que los grupos que mejor funcionan son aquellos que siguen el esquema que nos ha dado el Espíritu Santo, se dejan guiar por El en todo momento y ponen mayor énfasis en la alabanza al Señor. 2 Si alguna madre se tiene que ir antes de tiempo puede “entregar” a sus hijos de esta manera en la cesta mientras que la reunión sigue su curso. Al finalizar la reunión se reza una oración para los padres y maridos, y una Gloria

11.- ¿Se pueden usar otras oraciones además de las que vienen en el librito?

Como dijimos en el punto anterior, creemos que el Señor nos ha dado este librito a través de la oración por lo que aconsejamos que todos los grupos lo sigan, aunque también debemos estar abiertas a la inspiración del Espíritu Santo ya que le invocamos al comenzar cada reunión. Por ello algún miembro del grupo suele incorporar espontáneamente oraciones que le vienen con total libertad. Las oraciones que contiene el librito son una preparación para el momento en que cada madre se arrodilla ante el crucifijo y pone simbólicamente a sus hijos en los brazos de Jesús al depositar sus discos en la cesta. El librito sirve para todos los Cristianos, ya sean Católicos, Ortodoxos o Protestantes, pero se puede perfectamente incorporar además oraciones a la Virgen María para pedirle que se una a nosotras en nuestras oraciones cuando la religión de las participantes así lo permita. Es muy importante que no se sienta incomoda ninguna persona que tenga otra manera de orar ya que en la Oración de las Madres nos sentimos unidas a todos los que rezan y damos gracias a Dios por todas las cosas que tenemos en común, dejando las diferencias en manos del Espíritu Santo para que El las resuelva cómo y cuando convenga. Aunque cada una tengamos nuestro propio librito, solemos utilizar uno solo en las reuniones e ir pasándolo. Hemos visto que esto favorece el recogimiento. Una madre lee la primera oración y después de un momento de silencio lo pasa a la siguiente, y así hasta que se han leído todas.

12.-.- ¿Es necesario usar discos de papel con los nombres de los hijos?

Como en otros aspectos de la Oración de las Madres, pensamos que hemos sido guiadas no solo en el concepto sino también en los detalles. Desde un principio hemos usado discos y creemos quwomenbiblee mantendremos una mayor unidad si usamos todas lo mismo.

13.- Se utiliza un disco por hijo y si está casado o vive en pareja añadimos el nombre de su pareja en el mismo lado y los de los hijos en el reverso. Si alguna de las madres ha tenido un aborto puede pedirle al Espíritu Santo que le dé un nombre para esa criatura (el primero que le venga) y hacerle también un disco ya que forma parte de la familia. Esto es fuente de alivio y de sanación para aquellas madres que no hayan hecho completamente el duelo por aquellos niños o que vivan con unos remordimientos que el Señor quiere recibir y curar. También se pone un disco por nuestro marido o pareja y un ahijado. Verónica nos recomienda además que “adoptemos” cada una un miembro del clero como hijo espiritual para ayudarle con nuestra oración, con lo cual también le pondríamos un disco.

14 .-¿Porque discos redondos?

Porque simboliza que el amor de la madre no tiene principio ni fin.

15.-¿Qué hacemos con los discos después de cada reunión?

Dejamos los discos cada una en un sobre o sujetos por un clip en el cesto donde los hemos puesto a los pies de la cruz en la casa donde se ha celebrado la reunión y donde los encontraremos .la próxima vez preparados para que se los volvamos a entregar al Señor.

16.- Si ponemos a nuestros hijos en los brazos de Jesús en la primera reunión ¿porqué tenemos que volver a hacerlo cada semana?

Aunque los dejemos a los pies del Señor y sintamos la paz que esto nos da en nuestras reuniones, a menudo volvemos a angustiarnos y a preocuparnos por ellos al cabo de unos días. Por ello cada semana renovamos este compromiso, esta entrega, y eso nos ayuda a recordar que así están en las mejores manos.rejoice

17.- Cuando una madre habla de sus problemas ¿deberíamos aconsejarla?

La Oración de las Madres tiene dos reglas ineludibles: una es la confidencialidad de todo lo que se dice en las reuniones y la otra es que en ningún caso se deben dar consejos. Nuestro papel no es el de aconsejar y no tenemos la formación necesaria para hacerlo. Además podríamos sin querer hacer mucho daño dando un consejo equivocado. En nuestra oración ponemos nuestros hijos y nuestros problemas en manos del Señor, se los entregamos y le pedimos que cambie las cosas que nosotros no podemos. Si damos consejos sería como decir: “Señor, voy a intentar arreglarlo yo”.

 18-¿Cuál es la labor de los sacerdotes en la Oración de las madres?

La labor del sacerdote en La Oración de las madres es caminar junto a la coordinadora de la nación. Estará allí para ayudar a tomar decisiones y también observar con mucho cuidado que el equipo sigue la visión de La Oración de las madres conservand022o su espiritualidad y total entrega a la Voluntad del Padre en simplicidad y alegría en la obediencia Ayudará a la coordinadora para arreglar días especiales para traer a los grupos conjuntamente y si es posible celebrar Misa y confesiones. Si es posible acudirá a la reunión mensual del equipo. También tratará de atender a la conferencia bianual de coordinadoras. En caso de ser posible el sacerdote/pastor de la Comunidad del Consuelo de la nación estará presente en la reunión especial de las coordinadoras nacionales y las regionales. Los sacerdotes /pastores no están invitados a asistir a las reuniones de los grupos locales por que esto podía inhibir la visión compartida de las madres y no es parte de la visión original.